La Virgen de Guadalupe: El gran fraude

La Virgen de Guadalupe es tan divina como una postal del pato lucas pegada a una lonchera.

Dicha imagen, que tiene sumida en la idolatría a millones de personas no es inmune a la crítica, ya que los así llamados “creyentes guadalupanos” no son muy reservados al imponer a otros su visión del mundo. Es cierto que tener criterio en un mundo de religión es difícil, menos cuando los religiosos en gran medida son poco tolerantes, si bien no intento ofender a nadie mostraré hechos constatables que son pruebas por si mismas de las inconsistencias del milagro Guadalupano.

Pero cortemos rollo y mostremos las pruebas:

Prueba 1: La virgen de Guadalupe no se llamaba Guadalupe
Como vimos en el artículo: Virgen de Guadalupe: Dos imágenes que desmienten definitivamente “El milagro”, la virgen de Guadalupe mexicana es en realidad una copia de la Virgen del Coro de Extremadura parte del culto español a la “Virgen de Guadalupe de Cáceres” en Extremadura, donde podremos ver la estatua en la que se basa la pintura muy anterior a 1531.

La Virgen de Extremadura que usualmente es representada como una “virgen morena” tiene su origen al finalizar  la invasión islámica del siglo VII a España. Esta es la estatua encontrada supuestamente en el siglo VII:

El típico relato de aparecimiento y la solicitud de la construcción de una iglesia que permitió la expansión de las propiedades de la iglesia durante dos milenios, cuya función básica era la venta de documentos relacionados al perdón de los pecados, limosnas y otros beneficios económicos que alto porcentaje llenaba las arcas del Vaticano.
La principal meta de los aparecimientos de la Virgen Maria a lo largo del tiempo era el de reemplazar a los dioses de civilizaciones conquistadas, misma premisa perseguida por los santos cuyo papel  ha sido reemplazar el culto politeista. El origen mismo de la Virgen Maria aparece para reemplazar a la adoración a la diosa Isis que se expandió a lo largo del Mediterráneo y Anatolia, llegando a Roma con fuerza.

La historia
Se supone que fue donada por el papa Gregorio I el Magno, al que era entonces Obispo de Sevilla, la figura fue escondida al inicio de la invasión “mora” a España en el 711, perdiéndose por cientos de años para luego ser rescatada por un humilde pastor que actuó bajo “la influencia celestial” en 1326, encontrada cerca del rió Guadalupe en la provincia española de Cáceres.

Significado de Guadalupe
La figura es una representación de la Virgen Maria, nombrada Guadalupe en referencia no al nombre, sino a la región donde fue encontrada, en este caso, la rivera del río Guadalupe, cuyo nombre significa Río Escondido. en árabe.

Piel Morena
La piel morena de la virgen, al parecer se debe a la decoloración de la madera debido a la humedad o simplemente por el recubrimiento de la madera que al paso del tiempo se decoloró a un color oscuro.

Todo lo que quiero es una capilla
El pastor llamado Gil Cordero relató que mientras buscaba una vaca perdida, una Señora radiante emergía de entre los arbustos. Después de indicarle el lugar que debía excavar para desenterrar el tesoro, ella pidió que se le construyera una capilla… que original.

Prueba 2: Cristóbal Colón
En su segundo viaje a lo que luego se definiría como “Las Américas”, recordemos que el descubrimiento se le atribuyó a un estafador llamado Américo Vespucio, en 1493, el 14 de noviembre, se descubriría la isla que Colón nombraría “Guadalupe”, el nombre es en honor a la Virgen de Extremadura.

Se dice que Cristóbal Colón oró en el santuario de Guadalupe antes de realizar su histórica expedición, y al descubrir la Isla de Karukera el 4 de Noviembre de 1493, cambió el nombre a Guadalupe en honor a la patrona de Cáceres.

Desde 1635, la Isla de Guadalupe es una colonia francesa.

Como vemos, el concepto de Guadalupe ya rondaba aún antes de llegar a México, si tal virgen fuera un hecho divino, ¿por qué entonces, la misma, se mostraría como en las tradiciones europeas y no en las indígenas o las propias del Israel del Siglo I?

Prueba 3: La corona desaparecida de la Virgen de Guadalupe; El cura Hidalgo y su estandarte
Esta es la concepción actual de la Virgen de Guadalupe de México, nótese que es una representación artística de la actual, que muestra la visión de las personas en nuestro país, no así del cuadro “divino” que tiene una rareza, técnicamente hablando:

Como podrán notar en la imagen de arriba, la cabeza de la Virgen de Guadalupe está cubierta por su capa y la parte superior de su cabeza está rodeada por los rayos.

En la imagen inferior, el segmento superior de la pintura, supuestamente divina, hasta antes de 1980 se oculta por el marco que actualmente muestra un gran retoque, se supone que la tilma mide 1.72 cm, ¿por qué entonces solo muestran menos de los 1.47 cm que ocupa de la pintura?

Una vez fue restaurada en los años noventas, notese que a diferencia de la parte luminosa y desgastada de la capucha, la parte superior es una plasta de un color sólido con una forma rectangular en la unión de las zonas:

Aquí puede ver mejor que toda la tapa de la cabeza tiene un patrón rectangular, que si ven en la anterior imagen se ve difuminado, problema ocasionado porque el retoque se asentó mal en la pintura y fue absorbido como ocurriría en una pintura base de agua:

La reciente devolución del estandarte de Ignacio Allende por parte de España a México y otro en comodato, nos muestra otra reproducción de la auténtica versión de la virgen de Guadalupe, portando la corona:

 

Pinturas antiguas mostrando la misma singularidad, donde podemos apreciar la forma de gota, como si de un fruto se tratase:

El estandarte de Hidalgo
El 16 de septiembre de 1810, al llegar los insurgentes al pueblo de Atotonilco, el cura Miguel Hidalgo y Costilla, que los encabezaba, tomó una replica de la imagen de la Virgen de Guadalupe que se hallaba en la sacristía del santuario y la puso en manos de sus improvisados soldados, para que la llevara como estandarte delante de la gente que lo seguía.

La virgen dibujada era una reproducción muy anterior a la época donde se ocultó parte de la pintura de la virgen, en la que se podía ver la forma original, luego Allende haría su propia reproducción:

La corona de los siete dolores de la Virgen Maria
La corona es la prueba que muestra de manera obvia que la virgen es pintada por manos humanas, motivo por el cual se tuvo que ocultar.

¿Que tenía que hacer una corona a la usanza europea en una aparición mariana a indígenas?, cuando no era un simbolo de realeza prehispánica?
Peor aún, ¿que hace una corona que remite a la popular Santa Brigida de Suecia del siglo XIII, con su Corona de siete dolores de la virgen Maria?

Las rosas

Esta sección es errónea ha sido removida, debido a que en la primera edición hubo una confusión que no edite y eliminé por olvido en la revisión final, gracias por aclararlo Anónimo.

Libro: “Regla Cistiana” de Fray Juan de Zumarraga
Para 1547, un año antes de su muerte, Fray Juan de Zumarraga, termina uno de sus libros: Regla Cristiana, donde hace una pregunta absurda para alguien que vivió un portentoso milagro 16 años atrás:

¿Por qué ya no ocurren milagros? respondiéndose a sí mismo: Porque piensa el Redentor del mundo que ya no son menester.

Símbolos puramente Europeos 
Un historiador objetivo tendría que dudar ante la extraña presencia de elementos fuertemente europeos que poco tienen que ver con Maria, madre de Jesús, sino una visión propia de europeos del siglo XV, con todas las distorsiones que implica.

Prueba 4: La estatura de Juan Diego
Resulta asombroso, por no decir ridículo, que nadie se cuestione que una tilma que mide 172 cm por 103 cm de ancho que representa el frente de la vestimenta de Juan Diego, pueda ser llevada por un indígena, que en esa época, no era probable que midiera más de 1.60 metros, incluso ahora es poco común ver a indigenas que pasen 1.70 metros. Además era demasiado grande para el ancho de su cuerpo que no debió pasar los 50 cm.

Se supone que el ayate que usaba de vestido en la “historia del milagro” era como un toga que cubría el frente y la espalda, por lo que debió quedar un área en blanco correspondiente al área de la espalda, ¿acaso la recortaron?

Conclusión
Una persona de 160 cm de altura sólo podría llevar un Ayate de 1 metro de alto x 1 metro de ancho que cubriría desde la base del cuello a los tobillos, aunque debería ser mucho más corta, pero lo probable, es que un indígena como Juan Diego fuera más pequeño y con una cintura delgada.

Si le sumamos los 72 cm faltantes, la altura de Juan Diego estaría en el orden de 2.30 y 2.40 metros de altura, que salvo que fuera un prodigioso nórdico, esa altura sería poco probable, además que el ancho de su cuerpo estaría entre los 100 cm que representa el frente.

Prueba 5: Esto es lino, esto Ayate
Todos dicen que la virgen fue hecha en Ayate, según el estudio mandado a hacer por Guillermo Schulenburg, ex-abad de la basílica de Guadalupe, es de materiales más aptos para la pintura como el Lino. Schulenburg fue echado por la puerta trasera cuando se negó a recomendar y se opuso al proceso de beatificación de Juan Diego en 1996. El ex-abad, fallecido en 2009, afirmó “Diego es un símbolo, no una realidad”.

Esto es Ayate: Se degrada rápidamente debido a agentes ambientales, insectos, bacterias y hongos que destruyen sus fibras. Aunque es muy fuerte, no es adecuado debido a la separación de sus fibra para pintar encima:

Esto es Lino: Dura mucho tiempo, incluso cientos de años y sus fibras son muy cerradas:

El cuadro de la virgen -claramente se aprecia la base blanca- y el tejido cerrado:

Juzgue usted mismo.

Prueba 6: Estudio mandado a hacer por Norberto Rivera y autoridades de la Basílica
Leoncio Garza-Valdés, realizó un estudio de la Tilma de Juan Diego en 1999 para el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, así como las autoridades de la Basílica de Guadalupe, quien concedió una entrevista a la revista Proceso que pueden leer en este vínculo.

Cualquiera que estudie un poco la historia de lo que hay detrás de la Virgen de Guadalupe, llegará a las mismas conclusiones.

Ver: Virgen de Guadalupe: Hechos seudoscientificos

¿Quien lea esto, perderá su religión?
Si ustedes creen que mi propósito en la vida es quitarles sus creencias, están muy equivocados, dudo que cualquier prueba científica, histórica o lógica pueda hacerlo, pues la “” es un hecho irracional, la creencia, la expectativa sin fundamento.

Únicamente doy muestras simples de lo fácil que es encontrar argumentos en contra, tras los supuestos orígenes divinos de muchas apariciones marianas, la ciencia y la lógica muestran el lado cruel y objetivo de las cosas. La realidad es un balde de agua fría que se recibe desnudo, usted decide si mojarse o quedarse sucio, la objetividad es incompatible con la religión.

Pero como diría Cipher en The Matrix: La ignorancia es dicha.

Articulos externos
Note que ambos artículos se contradicen, el primer vinculo es de una web religiosa que relaciona la Virgen de Guadalupe con la de Extremadura (vea la foto) y el segundo vínculo es de una página especializada en historia, lo que demuestra la falta de oficio en el segundo artículo por parte del historiador Eduardo Corona Sánchez del INAH, quien afirmó que no tiene nada que ver la Virgen de Extremadura con la virgen de Guadalupe, haciendo un estudio de 3 años, cuando a mi me tomo tres minutos demostrar lo contrario.

  1. El misterio de la virgen de Extremadura
  2. La Virgen de Extremadura no fue el modelo de la Virgen de Guadalupe.
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s