DESAPARECEN CERCA DE 70 MIL NIÑOS AL AÑO EN MEXICO

Caso Paulette Gebara – Resumen del dia

La solidaridad mutó a linchamiento virtualEl Universal15/04/2010

Por Cynthia Sanchez 

“No dejes que #Paulette se olvide”, dicen los últimos tweets referentes al tema. El nombre y la imagen de la niña dejaron de estar en las portadas de los periódicos. Los noticieros de radio y televisión ya no abren con información sobre el caso. Algunos analistas y expertos en redes sociales, como Luis Martínez de la Universidad Iberoamericana, aseguran que el tópico #Paulette pasó de moda en los medios pero no en redes sociales. “No es extraño, ocurre con todos los temas, la gente los apropia y después los cambia por otro”, dice el investigador.
Él explica que el caso Paulette tuvo todos los elementos para enganchar. Primero, la historia, parecida a las de películas de Disney, con una madre malvada, un padre desconectado y una princesa de cuatro años indefensa.
La historia, dice, cumplió con los tres elementos que se necesitan para que un tema sea exitoso en las redes sociales: explosividad, viralidad y una buena causa. El evento surgió de repente, todos unidos en busca de una niña que había desaparecido de su cama; rápidamente el tema se hizo viral, comenzó a rebotar en las principales redes sociales, el primer día el grupo “Ayudemos a Paulette para que regrese a casa” formado en Facebbok tenía ya 12 mil seguidores. En Twittter #Paulette se convirtió de inmediato en un “trend topic”. La gente se involucró por lo que pensó, de primer momento, era una buena causa.
El especialista asegura que el tema tuvo tres diferentes momentos en las redes sociales: primero, los internautas fueron solidarios, se unieron; después, vino la desconfianza y el linchamiento hacía los padres de la niña; hoy es una historia sin desenlace y se ha convertido en una fuerte critica y exigencia por justicia ante el tema.
“Los seguidores de redes sociales se sintieron utilizados por los padres de Paulette, se sintieron engañados, pues el tema que habían magnificado en sus páginas y perfiles se trató de una mentira”, dice el investigador.
A partir del 31 de marzo, cuando la Procuraduría de Justicia del Estado de México encontró el cadáver de la niña entre la base y el colchón de su porpia cama, el tema dio un giro completo. Lo que había sido una campaña por encontrar juntos a un pequeña de cuatro años terminó en el linchamiento público más grande que se recuerde en las redes sociales de Internet.
Los grupos más populares
Comenzaron a surgir grupos en Facebook, uno de los más grandes: “Yo también creo que los papás de Paulette Gebara la mataron”, hoy con 23 mil seguidores, opinando y mostrándose indignados ante la noticia. Otros menos populares como el grupo “Duérmete niño, duérmete ya, que ahí viene Lisette Farah y te asfixiará”, con 3 mil 300 fans.
Otro grupo que se ha destacado entre los más populares es “Un, Dos, Tres por #Paulette que esta debajo de la cama!”, con más de seis mil fans.
Incluso en algunos foros sociales se ofrecen herramientas para poder oír frases de las polémicas entrevistas con la madre de la niña y sus nanas, para que los miembros de las redes saquen sus propias conclusiones sobre las investigaciones o la culpabilidad de los implicados. Y ahí mismo puede escribirse el veredicto popular, casi siempre contra la madre de la niña.
Los tópicos en twitter también comenzaron a generar comentarios uno de los más famosos: #mientocomolamamadepaulette. Hoy existen burlas y hasta chistes referentes al tema.
Reacciones hay todas. Algunos se organizaron a través de Facebook para exigir justicia por la que piensan es su causa. Dieron por inaugurada oficialmente la campaña “Amor es Justicia para Paulette”. Por iniciativa propia, este grupo convocó a la sociedad mexicana a colocar globos blancos afuera de las fachadas de casas, autos y escuela hasta el domingo 18 de abril.
Sin embargo, los temas tienen vida en las redes sociales y en Internet. El 1 y 2 de abril el nombre de Paulette era el tópico más buscado en Google; una semana después, el 60% de esas busquedas se han perdido, según datos de éste portal. Veracruz, Sonora y Querétaro fueron los estados de la República donde más interesados estuvieron en el tema.
No es distinto fuera de las redes sociales. Hasta hace una semana, en cualquier reunión social se hablaba del tema por varios minutos; hoy la gente pone menos interés o dedica menos tiempo a discutirlo.
Según el académico Luis Martínez, si está misma historia hubiera ocurrido hace 10 años, sin el boom de las redes sociales, pero con la misma cobertura en medios, el efecto hubiese sido el mismo. “La exposición en los medios y la forma de presentar está noticia es lo que atrapó a la gente, tiene que ver hasta como musicalizan las notas y la gran expectativa que generaron los medios alrededor de Paulette e incluso los anuncios pidiendo ayuda que los mismos padres colocaron en las calles de la ciudad”, dice.
Para el especialista, Paulette será uno de los muchos temas en los que la gente se involucrará a través de las redes sociales. “Recordemos la campaña de internet necesario o el atentado contra Cabañas que sólo bajo de interés hasta que tembló en Haiti. Después de Paulette, vendrán otros”, dice.

=========================

El caso de Paulette eclipsa la desaparición de miles de menores en México

El Confidencial

15/04/2010

Por Pilar Salas

El caso de Paulette Gebara Farah, la niña discapacitada desaparecida de su casa en una lujosa urbanización de la capital mexicana y cuyo cadáver apareció misteriosamente en su habitación nueve días después, ha conmocionado al mundo. La privilegiada situación económica de sus padres ha hecho que este caso traspase las fronteras de un país donde cada año unos 5.000 menores desaparecen, o son robados o secuestrados. De cada diez niños robados sólo uno es recuperado.
Los progenitores de Paulette pegaron pancartas y se volcaron en los medios de comunicación para facilitar los datos de la pequeña, pedir la colaboración ciudadana y reclamar su vuelta al hogar. Muchas de las desapariciones de menores se dan en pueblos remotos, en los que “la falta de recursos de las familias les impide denunciarlas”, explica a El Confidencial el director general de la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos, Guillermo Gutiérrez. Las cifras reales pueden ser por tanto mayores, ya que en México no hay estadísticas oficiales al respecto ni existe un banco nacional de datos, reclamado por varias organizaciones para intercambiar información entre los Estados. Las investigaciones son escasas y los resultados positivos responden a menudo a la ayuda ciudadana y a la labor de las ONGs.
Según Gutiérrez, unos 2.000 menores desaparecen sin causa justificada cada año en México: salen de sus casas dejando documentación, ropa y ahorros y no regresan; muchos de estos casos ni siquiera se denuncian y muy pocos son devueltos a sus padres.
Además, unos 800 infantes son robados anualmente por bandas que operan principalmente en grandes ciudades, destinos turísticos y en las fronteras del país. Especial relevancia tienen los casos de robos de recién nacidos en clínicas y hospitales con la complicidad del personal sanitario y con destino a la adopción ilegal o rituales de sacrificio. Las prácticas de satanismo son más abundantes en Europa, pero también se dan en Haití, Cuba, Brasil y México y “no hay muchos problemas” en sacar a los bebés del país, porque es relativamente fácil falsificar su documentación.
Mayores medidas de seguridad
La Cámara de Diputados ha exhortado a todas las autoridades federales y locales a aplicar medidas de seguridad en estos centros para evitar esta lucrativa actividad. En 2009 fue detenida una banda que trabajaba en el Hospital Central de Oriente del Distrito Federal entre cuyos integrantes había profesionales de la medicina y trabajadores del nosocomio.
El responsable de la Fundación asegura tener constancia de que en muchos casos los menores terminan en las redes de organizaciones nacionales e internacionales de pederastas y pedófilos. A ello se unen los que son robados para el tráfico de órganos con destino a personas adineradas que no son aceptadas en las listas de espera o no están dispuestas a aguardar el tiempo necesario.
En países como Estados Unidos o Canadá se llega a pagar hasta 50.000 dólares por cada menor, aunque muchas de las sustracciones las llevan a cabo algunos sus progenitores tras el divorcio o separación de la pareja y ante la posibilidad de perder la custodia del menor.
El problema ha alcanzado tal cariz que ha obligado a endurecer el Código Penal mexicano.
Se estima que todos los años son seducidas entre 40.000 y 50.000 adolescentes a través de falsas parejas o ilusionantes trabajos, como modelo o actriz, para ser introducidas en las redes de prostitución internacionales. Esta ONG considera que existe un promedio de 2.000 casos anuales, aunque muchos no se denuncian por las amenazas que reciben las familias, normalmente mexicanas de alto poder adquisitivo, por parte de bandas, que no dudan en asesinar al escolta o el chófer del secuestrado para amedrentar a sus progenitores. El desenlace aquí es “una cuestión de suerte”, en función de si el menor es raptado por principiantes o por grupos de delincuencia organizada que piden sumas “verdaderamente grandes” y pueden retenerlo durante meses porque “cuentan con la infraestructura necesaria y saben negociar”.
Pagar no siempre equivale a recuperar a la víctima, como ocurrió en 2008 con Fernando Martí, de 14 años, hijo del conocido empresario Alejandro Martí, que fue secuestrado por una banda con la presunta ayuda de la Policía y, casi dos meses después, apareció muerto en el maletero de un vehículo al pago del rescate. Su asesino confeso también se dijo autor de la muerte de otro adolescente, hijo de un comerciante de la capital, secuestrado y hallado sin vida en las mismas circunstancias meses antes.
El caso de Martí indignó al país e incluso llevó el presidente Felipe Calderón a proponer al Congreso el restablecimiento de la cadena perpetua en el Código Penal, eliminada hace casi un siglo, por considerar que el secuestro es el delito que “más agravia y más ofende” a los mexicanos. Según el último informe gubernamental al respecto, publicado en noviembre de 2009, en los 15 meses anteriores fueron arrestados cerca de 1.800 presuntos secuestradores y desarticuladas 270 bandas en el país.
Las familias mexicanas también sufren unas 20.000 desapariciones anuales de menores y adolescentes por causas justificadas. Son aquellos que abandonan sus casas por violencia intrafamiliar y quienes se marchan a las principales ciudades del país o a Estados Unidos para buscar una oportunidad de vida.
Por ello no extraña que proliferen las organizaciones dedicadas a la búsqueda de desaparecidos: la Asociación Mexicana de Niños Robados y Desaparecidos asegura que de los 20 casos mensuales que reciben, sólo en cuatro se recupera a los niños. La Fundación de Padres y Madres de Niños Perdidos calcula que 500.000 menores han desaparecido en el país en los últimos cinco años. Detrás de cada una de esas cifras hay una familia destrozada y una víctima inocente.
Según un dictamen de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, 45.000 niños desaparecen cada año, principalmente en la capital y los Estados de México y Jalisco, y 29.000 viven en el país sin cuidados familiares ni institucionales por el aumento en el tráfico y robo de menores.
El riesgo existe, el temor también y por ello no es raro escuchar en la calle a una madre decir a su hijo cuando se aleja unos pasos: “¡No te separes que te roban!” Se han dado casos de personas a las que les arrebataron a sus niños de la mano mientras caminaban por zonas muy transitadas o que no han vuelto a saber nada de sus hijos tras perderlos de vista apenas unos segundos.
Sus casos no adquieren el relumbrón mediático del de Paulette, que ha obligado a muchos periodistas mexicanos a justificar su atención a esa desgracia y que se ha politizado hasta el punto de afirmarse que le costará la carrera política al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, -considerado la única esperanza del PRI para retornar al Gobierno de la República- a quien se responsabiliza de los garrafales errores cometidos en la investigación.

=========================

Reaparece el padre de Paulette; insiste en que la muerte de la niña no fue accidental

La Jornada

15/04/2010

Por Israel Dávila, Silvia Chávez y René Ramón, corresponsales

Personas no identificadas colgaron ayer en puentes peatonales y avenidas de los municipios mexiquenses de Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán, Cuautitlán Izcalli, Nezahualcóyotl y La Paz mantas que decían Sr. Gobernador (Enrique) Peña Nieto, ¿en manos de quién esta la procuración de Justicia? Que renuncien y Procurador Alberto Bazbaz, eres una vergüenza para el estado de México, entre otras leyendas alusivas al desempeño de las autoridades locales en el caso de la niña Paulette Gebara Farah. En la imagen, el mensaje colocado en el cruce de las avenidas Adolfo López Mateos y Chimalhuacán, en la zona centro de Nezahualcóyotl.
Foto René Ramón Alvarado
Mauricio Gebara Rahal, padre de la niña Paulette Gebara Farah –hallada sin vida en su domicilio el 31 de marzo–, se presentó ayer en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) en Toluca, luego de varios días sin aparecer en público ni acudir a citatorios de la dependencia, para someterse a un nuevo interrogatorio del Ministerio Público que investiga la desaparición y muerte de la pequeña.
Gebara Rahal descartó que el fallecimiento de su hija haya sido resultado de un accidente y negó que pretenda sustraerse de la justicia. No tengo nada que esconder. El más interesado en que se resuelva este asunto soy yo, dijo al abandonar las oficinas de la PGJEM, cerca de las 22 horas.
He estado en casa, en mi oficina y en las misas en honor a Paulette. No he intentado sustrarme de nada ni esconderme de nadie. Siempre he estado dispuesto a colaborar con la autoridad, insistió.
Gebara Rahal llegó a la dependencia a las 13:52 horas en compañía de su abogado, Armando Pinto, quien estuvo en la diligencia durante la cual el Ministerio Público le preguntó sobre sus actividades entre el 21 y 31 de marzo, días en que se ignoraba el paradero de Paulette.
Mauricio Gebara rechazó tener relación alguna con el procurador de justicia del estado, Alberto Bazbaz Sacal, y negó recibir trato privilegiado de la dependencia.
Por la mañana, las hermanas Érika y Martha Casimiro Cesáreo, quienes fueron nanas de Paulette, también se presentaron ante el Ministerio Público. Durante seis horas se sometieron a pruebas sicométricas, comentó su abogado, Juan Luis Montero García, quien reiteró su desconfianza en la PGJEM porque el asunto se ha politizado y mediatizado, y en estos casos las autoridades tienden a irse contra la parte más vulnerable.
Mientras, la diputada federal perredista Leticia Quezada Contreras presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR), a fin de que el Ministerio Público federal investigue al procurador Bazbaz Sacal y al subprocurador en Cuautitlán Izcalli, Alfredo Castillo Cervantes, por los presuntos delitos de omisión y negligencia en el caso de Paulette.
La legisladora acudió a la sede la PGR en la colonia Juárez de la ciudad de México y entregó la denuncia, en la cual se menciona que Alberto Bazbaz y Alfredo Castillo afectaron las investigaciones al trastocar, en general, todo aquello que en un primer momento pudo haber conducido al esclarecimiento de los hechos.
De su lado, la dirigencia del Partido Acción Nacional en el estado de México exigió la destitución de Bazbaz Sacal por su incompetencia para esclarecer la muerte de Paulette, así como 556 homicidios de mujeres y niñas y 136 secuestros perpetrados en la entidad.

=========================

Declaran el padre y las nanas de Paulette

Exoline.com.mx

15/04/2010

Por Martha Yolanda Nieto

TOLUCA.- Mauricio Gebara se presentó ayer a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) para ampliar su declaración en torno a las investigaciones por la muerte de su hija, Paulette Gebara Farah, cuyo cuerpo fue encontrado al pie de su cama la noche del pasado 30 de marzo.
Acompañado de sus abogados, el padre de Paulette ingresó por la puerta principal de la PGJEM en Toluca y, antes de entrar, comentó que acudía al l lugar para cumplir con un citatorio que se le había girado.
Dijo estar tranquilo y confiar en las investigaciones que realiza la dependencia, por lo que ofreció participar en las pesquisas por la muerte de su hija, porque lo que quiere saber es la verdad en este asunto.
“Estamos esperando resultados ya, espero salga la verdad de todo esto, vengo a una cita a presentarme para seguir apoyando con todo esto”, apuntó a su llegada a la dependencia judicial.
Visiblemente tranquilo, Mauricio Gebara, se negó a hablar de su esposa Lizette Farah, ni tampoco comentó a qué tipo de estudios periciales ha sido sometido.
El padre de Paulette rechazó que a estas alturas de las investigaciones por la muerte de su hija, las autoridades judiciales le estén dando privilegios.
“He estado en varias cuestiones técnicas, he pasado por todos los procesos igual que todos varias ocasiones, no hay ningún privilegio para mí. Yo estoy viniendo para apoyar todo esto”, aseveró.
También acudieron a la Procuraduría de Justicia mexiquense, Érika y Martha Casimiro Cesáreo, nanas de Paulette, quienes a través de su abogado, Juan Luis Montero, reiteraron su temor por ser inculpadas en la muerte de la pequeña.
“El temor es como el que cualquier ciudadano tiene en este país, de que los asuntos que tienen matices mediáticos y políticos siempre se resuelven abocándose hacia la parte más vulnerable, y siempre cometiendo injusticias”, afirmó Montero.
Aseguró que la estrategia de defensa de las hermanas Casimiro Cesáreo ya está definida, se va a empezar a desarrollar, por lo que no descartó recurrir a todos los recursos legales y agotar cualquier instancia jurídica para demostrar la inocencia de sus defendidas.
Montero dijo que las nanas fueron sometidas a exámenes sicológicos y reiteró que lamentablemente este caso se ha politizado, sin embargo confió en que la PGJEM actuará apegada a la ley.
Aseguró que en el tiempo que lleva como abogado de Martha y Érika ha detectado inconsistencias, las que hará valer ante las instancias judiciales correspondientes.
El abogado negó dar a conocer los detalles de esas inconsistencias y, también, dijo desconocer la supuesta línea de investigación de un auto secuestro.

=========================

Exigen renuncia de Bazbaz con mantas

El universal

14/04/2010

Por Emilio Fernandez

En puentes peatonales de Nezahualcóyotl y Los Reyes La Paz aparecieron mantas en las que se exige la renuncia del titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), Alberto Bazbaz Sacal, por las irregularidades que ha cometido en la muerte de la niña Paulette Gebara Farah.
Una de las mantas fue colocada en la intersección de las avenidas Chimalhuacán y Adolfo López Mateos, a unas cuadras del palacio municipal de Nezahualcóyotl.
“Renuncia Alberto Baz Baz PGJEM”, leyeron los automovilistas y peatones que pasaban por esa zona.
En el kilómetro 17.5 de la carretera federal México-Texcoco, frente al puente peatonal de un centro comercial, apareció otra manta.
“Procurador Alberto Baz Baz eres una vergüenza para el edo. de mex”, decía.
La manta que fue colocada en Nezahualcóyotl, fue retirada por la Policía Municipal. La de Los Reyes La Paz, hasta las 14:30 horas, seguía en el puente peatonal.
cg/fml
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s