Gobernador de Sonora, mentiroso y corrupto

¿Los sonorenses estarán enterados de que su actual gobernador emanado del Partido Acción Nacional, Guillermo Padres Elías, es corrupto. Que no tan sólo se conformó con echar mano de más de 180 millones de pesos que pertenecían a los campesinos para financiar su campaña con rumbo a la gubernatura, sino que ahora está utilizando los dineros que son del bendito pueblo de Sonora para respaldar a los candidatos del PAN a puestos de elección popular?

530828_510474318975410_901002307_n

¿Estarán enterados los hombres, mujeres, niños y ancianos de Sonora que su flamante mandatario estatal está invirtiendo recursos –que supuestamente son para el crecimiento de esa tierra, para abatir rezagos y atacar los índices de pobreza y marginación, amén de la inseguridad– para subsidiar la campaña del candidato del PAN a la gubernatura de Coahuila, Guillermo Anaya Llamas?, si no lo saben mis queridos sonorenses, permítaseme la exclusiva a fin de enterarlos de esta situación que sin duda alguna permitirá que ustedes mismos tomen cartas en el asunto.

Distinguidos y excelentísimos amos y amas de su harapiento, famélico y pobretón lobo negro de barriadas, callejuelas empedradas y adoquinadas, callejones de mil recuerdos y extraviados amoríos, cantinas con suculenta botana y heladas cheves servidas amablemente por caderonas y piernudotas meseras de pintarrajeadas trompas y faldas tan cortitas como el mismo caminito al infierno, cerros pelones y secos arroyuelos que abundan por estas tierras de Dios y María Santísima.

Vengo ante ustedes arteramente masacrado por el pasional ataque de esas tiernas lobitas de obsidiana que en el paroxismo de la pasión devoraron cada centímetro de mi pulguiento y encanecido costal de huesos, para aullarles sobre algunos graves pecados cometidos por el gobernador de Sonora Guillermo Padres Elías, faltas que sin duda alguna motivarían a exigir la aplicación del ¡Juicio Político! y que de haberlos cometido cualquier ciudadano sin poder ni insignia de emperifollado panista, ya hubiese sido motivo suficiente para calentar cemento en el fresco bote.

Dicen los viejos lobos de la manada que los campesinos no mienten y menos los de Sonora, por ello es tan creíble la versión que esgrimen cuando señalan que el gobernador sonorense emanado de Acción Nacional es ampliamente corrupto, ya que utilizó recursos del Fondo Nacional de Apoyos a Empresas de Solidaridad (Foanes) para financiar su campaña, junto con el grupo de panistas que le acompañan en su administración.

Cuando se advierte que el gobernador de Sonora es corrupto, no crean mis queridos lectores que obedece a una cuestión propia de éste su tremebundo aullador nocturno, no señores míos, la inconformidad del pueblo sonorense en contra de esa administración estatal panista es tan sobrada que ha llegado a tierras de Coahuila, donde se podría decir que Padres Elías anda saludando con sombrero ajeno desperdigando el dinero que es de Sonora para respaldar al abanderado panista a gobernador Guillermo Anaya Llamas, recursos que se irán al desperdicio una vez que se ha confirmado que su candidato coahuilense no despierta de ese sueño eterno que parece se le ha convertido en pesadilla..

Aún se recuerda ese martes 23 de noviembre de 2010 cuando en Altar, Sonora surgió el grito en contra de Guillermo Padres Elías, señalándolo como corrupto y mentiroso.

Siempre se ha dicho que cuando se está frente a sujetos de esa índole es bueno refrescar memorias principalmente cuando se prometen cosas que jamás llegan a cumplirse, cuando se empeña la palabra y se falta a ella, cuando se dice una cosa y se hace otra, cuando se utiliza el poder para rodearse de riquezas y lujos desmedidos olvidando a los electores que por angas o mangas brindaron su confianza en las urnas, olvidando a su propio pueblo.

¡GOBIERNO CORRUPTO! Gritaba en Altar, Sonora la esposa de un joven que era esposado por elementos de la Policía Estatal Investigadora, corporación policiaca que formaba parte de un “convoy” que el 23 de noviembre de 2010 tomara sorpresivamente las calles de esta población sembrando zozobra y temor entre sus pobladores y propietarios de vehículos de procedencia extranjera.

El único delito del joven fue haberse confiado de la palabra del gobernador Guillermo Padres Elías –dijo su inconsolable esposa–, tras explicar que en la radio se anunciaba que se acercaran para resolver lo de sus carros, pero todo se trataba de una trampa.

Ese tipo de tramposas actitudes se han venido repitiendo por parte de los panistas del gobierno estatal sonorense, que muy pronto se olvidaron de las promesas que hicieran a los ciudadanos de esas tierras.

Pero lo más grave es que los recursos que debería invertir el señor panista Padres Elías en mejorar las condiciones de vida de los sonorenses, están sirviendo para financiar campañas políticas del PAN en otras entidades de la República y eso señores míos, aquí y en China es motivo suficiente para exigir a un gobernante que presente su renuncia en caso de existir un ápice de vergüenza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s