¿Por qué dicen que Peña Nieto mató a su esposa?

¿Por qué se dice que Peña Nieto mató a su esposa?


Si ustedes van a Google y escriben “Peña Nieto”, la primer sugerencia del buscador es “Peña Nieto mató a su esposa”. Si escriben “Enrique Peña Nieto” la sugerencia “Enrique Peña Nieto mató a su esposa” es la tercer sugerencia del buscar.

Esto se debe a que Google hace listas de sugerencias de búsqueda en base a la información que más buscan los usuarios de internet. Es decir, hay mucho interés por parte de muchísimos de usuarios de internet por saber si Enrique Peña Nieto mató a su esposa.

Pero ¿Por qué ese interés? ¿Por qué se dice que el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, mató a su esposa, Mónica Pretelini?

Esto ocurre a raíz de que el semanario Proceso reveló que había diversas cuestiones no muy claras respecto a la muerte de la esposa de Peña Nieto, ocurrida el 11 de enero de 2007.

Además, declaraciones del propio Peña Nieto, así como información publicada en medios impresos, han atizado la polémica.

La historia empieza el jueves 11 de enero de 2007, cuando empiezan a aparecer rumores de que se había hospitalizado en el hospital ABC de Santa Fe a la esposa de Peña Nieto. El gobierno del Estado de México, guardó un gran hermetismo al respecto hasta, después del medio día, se difundió que había fallecido Mónica Pretellini sin dar más detalles al respecto.

Al día siguiente, 12 de enero de 2007, Joaquín López Dóriga publicó en su columna del diario Milenio lo siguiente:

“Un poco después de la medianoche, a las 0:50 ya del jueves Enrique Peña le llamó por teléfono (a su esposa Mónica Pretelini) para decirle que ya iba de regreso. Estaba por Santa Fe, volaría en helicóptero y en 25 minutos estaría con ella en casa. Así fue. Llegó, entró a su cuarto sin encender la luz, le susurró al oído que le hiciera un lugar en la cama y no le respondió. Le insistió y nada. Alarmado, encendió la luz y la vio muerta. Intentó respiración artificial al tiempo que pedían las urgencias médicas…”.

A raíz de esa descripción de López Dóriga comenzaron las sospechas sobre la muerte de la esposa de Peña Nieto. Por varias razones:

1. Inconsistencia en versiones del momento de la muerte

¿De dónde sacó López Dóriga una descripción tan detallada–realmente ya en el territorio de lo íntimo–sobre los hechos? Una de tres: o se lo dijo directamente Peña Nieto, o se lo dijo alguien cercano a Peña Nieto, o de plano lo inventó.

Es poco probable que López Dóriga lo haya inventado, pero lo cierto es que esa versión tiene una mentira: Peña Nieto NO encontró muerta a su esposa. Oficialmente Mónica Pretelini murió después de que la hospitalizaron. Según los doctores Pretelini murió de “muerte cerebral” causada por un ataque de epilepsia.

De hecho, el propio Peña Nieto dijo en una entrevista para Univisión ( http://www.youtube.com/watch?v=bYxysNr2BKQ ) que encontró a su esposa “casi muerta.”

¿De dónde salió entonces eso de que la encontró muerta? Y recordemos: o la versión se la contó Peña Nieto a López Dóriga o alguien muy cercano. Cualquiera que fuera el caso, sería muy difícil que inclusive alguien cercano a Peña Nieto no supiera cómo murió Pretelini. O que el propio Peña Nieto no supiera cuándo murió.

2. ¿Hacerle espacio en la cama?

¿De qué tamaño tan pequeño era la cama de la habitación de Peña Nieto que era necesario decirle a su esposa que le hiciera espacio? Además, si ya le había hablado alrededor de media hora antes ¿qué necesidad había de decirle que le hiciera espacio?

3. Respiración artificial

No tiene ninguna lógica que se le de respiración a alguien que ya está muerto puesto que un requisito para que funcione la respiración artificial es que el corazón está palpitando. Lo que sí se aplica a una persona cuyo corazón no palpita es la Resucitación Cardio Pulmonar (CPR, en inglés).

Pero La CPR no es algo que pueda aplicar cualquiera. Se requiere de entrenamiento para aplicarla porque de lo contrario se le pueden romper las costillas al paciente.

¿Estaba Peña Nieto entrenado para aplicar CPR? Nunca se ha dicho. Y si estaba entrenado ¿aplicó la CPR con su esposa en la cama o en el piso? Tampoco se dijo. Esto es importante ya que la CPR se debe aplicar en una superfície sólida para que funcione.

Eso para empezar. Pero las interrogantes continuaron conforme se fue presentando más información “oficial” sobre la muerte de Pretelini.

Proceso

El domingo 21 de enero de 2007 el semanario proceso reveló que había inconsistencias no sólo en los reportes de la muerte de Pretelini, sino que la versión de la muerte cerebral por epilepsia le parecía rara hasta a los doctores que la atendieron.

Quien dio la versión de que Pretelini murió por una complicación por un brote de epilepsia fue el doctor Paul Shkurovich Bialik, neurólogo del hispital ABC que la atendía desde hacía 8 meses, por epilepsia idiopática, reportó Proceso. Y según el propio Peña Nieto, Pretelini sufría de epilepsia desde hacía dos años.

Sin embargo, Proceso señaló:

“Como presidenta del DIF (en el EdoMex), Pretelini desplegaba una intensa actividad social en el Estado de México. Por ejemplo, había decidido donar su salario de poco más de 146 mil pesos “para el bienestar de los niños”, según dijo en septiembre de 2005. En esas fechas y hasta los días previos a su muerte, no había presentado síntomas que evidenciara algún problema de salud.”

Pero la versión oficial dice que Pretelini presentaba un cuadro de convulsiones epilépticas.

¿Cómo es posible que haya llegado al hospital con convulsiones epilépticas si López Dóriga dijo que Peña Nieto la encontró muerta y el propio Peña Nieto dijo que la encontró “casi muerta”?

Según la versión oficial, al agudizarse el mal de Pretelini, fue trasladada al hospital ABC de Santa Fe donde se le encontró un cuadro de trastorno respitatorio.

¿Epilepsia?

Aquí hacemos un paréntesis para describir lo que es la epilepsia. Según Wikipedia:

http://en.wikipedia.org/wiki/Epilepsy

Es un desorden neurológico común caracterizado por ataques de convulsiones recurrentes y sin provocación.

Hay más de 40 tipos distintos de epilepsia. cada uno con su propio tratamiento y diagnóstico.

Las epilepsias idiopáticas se consideran por lo general generadas por abnormalidades genéticas que alteran la regulación neuronal.

Uno de los ataques de epilepsia idiopática ocurren durante el sueño y tienen como características gritos, quejas y llanto.

Otro tipo de epilepsia idiopática ocurre como resultado de la falta de sueño, exceso de alcohol pero ocurre entre los 8 y los 20 años.

Ninguna de las descripciones de epilepsia idiopática–o de cualquier otro tipo de epilepsia–tiene como síntomas la pérdida de la respiración o trastornos del sistema respiratorio.

Tampoco es verdad que como resultado de un ataque de epilepsia la gente se asfixie con la lengua. Lo que sí se debe evitar es que una persona con ataques de epilepsia esté cerca de objetos que puedan causarle daño al perder el control del cuerpo.

Se recomienda poner al paciente en posición de recuperación para evitar asfixia

Cerramos paréntesis.

Sólo que en el caso de Pretelini se le diagnosticó un trastorno respitatorio hasta que llegó al hospital. Además, la muerte cerebral se le declaró alrededor del medio día.

¿Cómo hubiera sido posible que le diera un ataque alrededor de la media noche que además le generara un trastorno respiratorio que le causara muerte cerebral hasta practicamente 12 horas después?

Suponiendo que se hubiera asfixiado durante el ataque ¿Cómo es que llegó con vida al hospital si estuvo quién sabe cuánto tiempo sin respirar? ¿O cómo es que le dio muerte cerebral hasta horas después del ataque y de haber llegado al hospital?

Proceso publicó que el propio médico del hospital ABC calificó de “inusual” la muerte de Pretelini, y que su crisis duró varias horas. ¿Pues no que Peña Nieto la encontró muerta o casi muerta?

Pero en entrevista para Proceso el doctor Shkurovich dice que Mónica Pretelini tenía una crisis convulsiva en “forma tónica generalizada”, provocada por la actividad eléctrica de la epilepsia.

¿Por fin? ¿Estaba muerta, medio muerta o con convulsiones?

Shkurovich declaró que primero le restableció el ritmo cardiadco y la circulación a Pretelini, pero que las 11 de la mañana del jueves 11 de ener de 2007 la esposa de Peña Nieto se agravó, por lo cual la llevaron a terapia intensiva, colocándole varios catéteres para regular algunas de sus funciones para, poco después, restablecer su respiración por medio de un ventilador.

Luego fue sometida a un electroencefalograma con el cual se determinó la muerte cerebral por falta de oxigenación, lo cual se conoce como “encefalopatía anóxica”, que quiere decir daños al tallo cerebral por falta de oxígeno.

La versión oficial dice que esa es la verdadera causa de la muerte de Mónica Pretelini.

Proceso preguntó a Shkurovich que si era frecuente el tipo de muerte de Pretelini. Esta fue la respuesta del doctor publicada por Proceso:

“No son frecuentes, pero sí puede haber muerte súbita. Son casos aislados…”

Pero Proceso consultó a otros expertos en neurología que sostienen que aunque se desconocen las causas de la epilepsia de Pretelini, una vez detectada la enfermedad, ésta tiende a complicarse por diversos factores. Que pudieron ser factores sociales y familiares que agudizaron el padecimiento.

Uno de los doctores consultados por Proceso, Felipe Arturo vega, neurólogo del hospita Médica Sur, por ejemplo, dice que la muerte de una persona por una convulsión, como en el caso de Pretelini, en una crisis en la que aparentemente la persona deja de respirar, es inusual, ya que es raro que las convulsiones causen la muerte.

Dijo además que es más común la muerte de personas con epilepsia cuando tienen alguna enfermedad asociada, como problemas cardiacos.

Dice además que los factores que pueden empeorar la epilepsia son “la falta de sueño, el estrés, los desvelos, la toma inadecuada del medicamento suministrado, el consumo de alcohol o de otros medicamentos que hayan anulado el efecto del tratamiento.”

Pero resulta que de acuerdo con versiones de los colaboradores de Pretelini en el DIF, la esposa de Peña Nieto gozaba de buena salud, llevaba una vida normal y no mostraba signos de la enfermedad que supuestamente le provocó la muerte. Esto fue confirmado por el ex-procurador del DF, y amigo de Peña Nieto, José Antonio González Fernández, quien declaró que a fin de año cenó con Peña Nieto y Pretellini y “Mónica estaba como siempre, alegre, platicadora, simpática, llena de vida y con muchos planes para este año”.

Uno de los testimonios que publicó Proceso es el siguiente:

“Nunca nos enteramos que haya tomado medicamentos o que estuviera en tratamiento neurológico. No seguía ninguna dieta especial. Incluso tenía una intensa vida social, comía de todo y eventualmente consumía bebidas alcohólicas. Lo que sí se conocía al interior del gabinete estatal es que entre la señora y el gobernador había algunos conflictos que presuntamente se complicaron al ampliarse las relaciones de Peña Nieto con algunas estrellas de Televisa”.

Hacemos otro paréntesis para mencionar lo siguiente:

1. Sí se rumoró que Peña Nieto tenía una supuesta relación con Galilea Montijo. Fue ten fuerte el rumor que si se escribe “Enrique Peña Nieto” en Google la primer sugerencia es “Enrique Peña Nieto y Galilea Montijo.”

2. Eventualmente se supo que con quien Peña Nieto inició una relación fue con la actriz Angélica Rivera, quien fue contratada para que apareciera en spots del gobierno del Estado de México y quien además hizo proselitismo por un candidato priista en Huixquilucan, EdoMex, en las elecciones de 2009.

Cerramos paréntesis.

Ahora bien, según el doctor Shkurovich la epilepsia de Pretelini no había alcanzado un grado mayor; el medicamento que se le suministaba estaba haciendo su trabajo, controlaba las crisis y había un buen control. Las crisis que tenía Pretelini no eran mayores de 60 segundos–cuando en un grado mayor las crisis duran hasta 30 minutos, aunque hay variaciones.

¿Entonces cómo es que tuvo una crisis tan grave que le causó un trastorno respiratorio que nisiquiera se contempla en las descripciones de la epilepsia idiostática?

¿Y Televisa?

Una de las cosas que señaló Proceso fue que a pesar de que al funeral de Pretelini acudieron diversos personajes de las altas esferas del PRI, como Elba Esther Gordillo, Emilio Chuayffet; del PAN como Felipe Calderón y Margarita Zavala, y hasta empresarios como Carlos Slim.

Pero lo que más llama la atención fue que a pesar de que Peña Nieto gasta millones de pesos del erario en su imagen por medio de contratos con Televisa, la televisora de Azcárraga Jean tuvo un manejo mesurado de la información sobre la muerte de Pretelini y, de hecho, al cierre de la edición donde Proceso publicó ese reportaje, fue una de las “pocas instituciones que no habían pasado lista entre las que se desbordaron para ofrecer sus condolencias” a Peña Nieto.

LOS ESCOLTAS EJECUTADOS

El 12 de mayo de 2007 se da a conocer que 4 escoltas que custodiaban a la familia de Enrique Peña Nieto aparecieron ejecutados en el puerto de Varacruz.

El diario La Crónica de Hoy, de clara tendencia salinista, escribe al respecto:

“Cuatro escoltas de la familia del gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, fueron ejecutados durante la madrugada de ayer en el puerto de Veracruz, mientras custodiaban a los hijos, la suegra y el cuñado del mandatario mexiquense.”

“La ejecución tuvo lugar en los primeros minutos del viernes en el Boulevard Adolfo Ruiz Cortines esquina Bolívar, frente a la llamada Plaza de la Soberanía, en plena zona turística del puerto de Veracruz.”

La versión de algunos testigos es que los escoltas de Peña Nieto se trasladaban en una camioneta Durango atrás de otra camioneta en la que iba la familia de Peña Nieto.

Dice La Crónica: “Cuando se dieron cuenta de que eran seguidos por al menos otras dos camionetas, los escoltas se separaron del vehículo en el que iban los parientes de Peña Nieto y fueron alcanzados en el sitio antes señalado, cerca del malecón. Los sicarios abrieron fuego en contra de los escoltas, quienes intentaron repeler la agresión sin éxito.

“En el lugar quedaron los cadáveres de los cuatro: dos en el interior de la camioneta Durango y los otros dos en la calle, mientras que los agresores se dieron a la fuga.”

Los nombres de los escoltas ejecutados eran Guillermo Guillermo Ortega Serrano, Erick López Sosa, Roberto Delgado Nabor y Fermín Esquivel Almanza.

Aquí la primer pregunta es ¿los agresores sólo se detuvieron a disparar contra la camioneta de los escoltas pero dejaron ir a la otra camioneta como si nada?

Ah, porque resulta que según la versión oficial, supuestamente a los escoltas los confundieron con narcos y por eso los ejecutaron. Si realmente fue el caso ¿cómo es que no “confundieron” también a la otra camioneta siendo que obviamente iban juntas y la dejaron ir como si nada?

Para hacer peor la confusión, el procurador de justicia de Veracruz, Emeterio López Márquez, “aseguró que el ataque no iba dirigido ni a los escoltas, que pertenecían a la Agencia Estatal de Investigaciones del estado de México, ni a la familia de Peña Nieto, y que se trató de una confusión de los presuntos grupos de narcotraficantes que los atacaron.”

Va de nuevo: si era una confusión ¿Por qué sólo atacaron a una camioneta y no a las dos camionetas que, obviamente, los sicarios ya habían detectado?

Por si fuera poco, a Peña Nieto no le pareció que el incidente ameritaba reforzar su seguridad y de declaró de acuerdo con la versión de que supuestamente se trató de una confusión de un grupo de sicarios y no de un asunto personal o de un intento de secuestro.

Uno se pregunta: ¿Cómo es que Peña Nieto estaba tan incuestionablemente seguro de que se tató de una mera confusión?

Su declaración fue: “es muy lamentable la pérdida de estos elementos de seguridad pública con quienes había además una identificación personal de mi familia”.

Raro. Apenas en febrero arrestaron a unos jóvenes por presunto intento de secuestro de los hijos de Peña Nieto ya que los escoltas de Peña Nieto dieron parte a las corporaciones policiacas.

A la mera hora resultó que no eran secuestradores sino unos muchachos que se dirigían a Valle de Bravo luego de haber ingerido bebidas alcohólicas.

Es decir, cualquier apariencia de peligro para la familia de Peña Nieto no era tomada a la ligera.

Cuando se le preguntó a la Agencia de Seguridad Estatal del Estado de México que si los escoltas asesinados eran los mismos del incidente de febrero, se negó la información diciendo que se trataba de “información confidencial.”

El detalle de todo esto es que los escoltas asesinados eran los que mejor conocían la vida personal de Enrique Peña Nieto y su esposa, Mónica Pretelini.

¿Coincidencia?

LA ENTREVISTA DE UNIVISIÓN

El 15 de Mayo de 2009 aparece en YouTube un video que durante meses pasó completamente desapercibido en la prensa mexicana, pero que por su contenido debió haber causado un enorme escándalo.

Se trataba de una entrevista a Enrique Peña Nieto hecha por el periodista Jorge Ramos para la cadena Univisión, de Estados Unidos, en la cual tocaban varios temas que pusieron a Peña Nieto contra la pared: sus gastos en imagen; la inseguridad en el Estado de México; su constante aparición en revistas del corazón; la violación de mujeres por la policía en San Salvador Atenco luego de que Peña Nieto ordenó reprimir a manifestantes (violaciones demostradas por la CNDH pero que Peña Nieto sigue negando); la riqueza de Peña Nieto; y la muerte de su esposa.

Con toda calma, Jorge Ramos le preguntó a Peña Nieto “¿De qué murió su esposa? Yo no estaba aquí.”

La respuesta de Peña Nieto fue la siguiente:

“Mira, pues en su momento se dio la explicación. Fue algo intempestivamente (SIC). Ella… llevaba dos años de tener alguna enfermedad… er, parecida a lo que era… este… (hace ademán de frustración con las dos manos y sonríe) Estamos hablando de la… de la… Eeeh… El nombre de la enfermedad…”

Tuvo que decirle Jorge Ramos “epilepsia” para que Peña Nieto finalmente dijera, entre balbuceos, “¡Epilepsia! Pero era epilepsia probablemente. Pero algo… parecido a la epilepsia”

¿No sabía Enrique Peña Nieto de qué murió su esposa?

Aquí el video:

http://www.youtube.com/watch?v=MPK9dspBpaQ

Mónica Pretelini fue atendida por 8 meses por un neurólogo del hospital ABC de Santa Fe ¿Y Peña Nieto no sabía de qué murió?

Peor: ¿Cómo que “algo parecido a la epilepsia” si el doctor dijo que murió de muerte cerebral causada por un trastorno respiratorio causado por la epilepsia?

¿Cómo puede olvidar alguien de qué murió su esposa si se supone que la encontró “casi muerta”, supuestamente le dio respiración artificial y luego la llevó al hospital a emergencias?

Pero lo más increible es que cuando le preguntaron sobre sus apariciones en revistas del corazón, Peña Nieto dijo que su vida privada resulta que no es tan privada.

Increible. Si su vida privada no es tan privada ¿cómo es que no supo de qué murió su esposa?

Más increible: ¿cómo es que a pesar de que en la entrevista participó Denise Maerker, quien tiene un programa en canal 2 de Televisa, la televisora de Emilio Azcárraga Jean no quiso decir ni media palabra sobre la respuesta de Peña Nieto sobre la muerte de su esposa? Aquí el video:

LA ACUSACIÓN EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS

El 10 de marzo de 2010 se desató un fuerte enfrentamiento de acusaciones entre panistas y priistas en la cámara de diputados. El origen del enfrentamiento era el enojo de los priistas porque el líder del PAN, César Nava, había revelado que Enrique Peña Nieto y la presidenta nacional del PRI, Beatriz Paredes, acordaron aprobar el alza a los impuestos (IVA, ISR, IDE y otros) propuesta por Felipe Calderón en 2009 a cambio de que el PAN se comprometiera a no hacer alianzas con los partidos de izquierda contra el PRI en el Estado de México en las elecciones estatales de 2010 y 2011.

Una alianza entre el PAN y la izquierda contra el PRI en el Estado de México podría derrotar al PRI. Una derrota del PRI en el Estado de México significaría, a nivel de opinión pública, un enorme golpe político contra Peña Nieto, ya que la derrota del PRI pondría en evidencia el hecho de que lejos de ser popular, Peña Nieto es rechazado por la mayoría de los electores.

Las acusaciones entre panistas y priistas fueron subiendo de tono. De repente, una diputada federal panista María Elena Pérez de Tejada sube a la tribuna de la cámara de diputados y hace una declaración que inmediatamente puso fúricos a los priistas.

“Cualquier mexiquense, incluso el gobernador, que no lo digo yo, lo dicen muchos medios, está acusado de haber matado a su mujer, que denuncien y que investiguen.”

Este es el video con la declaración de la diputada:

http://www.youtube.com/watch?v=CXiusPyIvvA

La cólera de toda la bancada priista fue inmediata y evidente. Le lanzaron a Pérez de Tejada amenazas de denunciarla por calumnias. Se llegó inclusive al punto en el que los priistas amenazaron con remover al presidente de la mesa directiva de la cámara de diputados si no obigaba a la diputada a retractarse. Hasta con que no habría gobernabilidad en México luego de esta acusación amenazaron.

Pérez de Tejada aceptó que se retiraran sus palabras del acta de la sesión “por la señora Pretelini, no por Peña Nieto.”

¿Por qué la cólera de los priistas? ¿Por qué enloquecieron de esa manera ante la acusación si según ellos es una calumnia?

Al día siguiente de la acusación la prensa le preguntó a Peña Nieto al respecto. Respondió que era una calumnia y una infamia. Que además se estaban metiendo en el ámbito personal y que reprobaba cuando la calumnia “es usada sólo para afectar a otra persona.”

De inmediato surgieron las preguntas por estas declaraciones.

1. Si le molesta que se metan en el ámbito personal, ¿por qué cuando Jorge Ramos le preguntó en entrevista para Univisión sobre sus apariciones en revistas del corazón, Peña Nieto respondió que “tu vida privada resulta que no es tan privada”? ¿O por qué nunca le ha pedido a las revistas del corazón o a Televisa que no estén sacando imágenes de él con Gabriela Rivera todo el tiempo? ¿Le molesta que se metan con su vida privada sí o no?

2. ¿Cómo que reprueba la calumnia “sólo cuando se usa para afectar a otra persona”? Al margen del pleonasmo ¿Entonces si la calumnia se usa para otros fines entonces ya no la reprueba?

EL BENEFICIO

Para fines políticos la muerte de Mónica Pretelini generó un enorme lucro de imagen para Enrique Peña Nieto. Esto se debe a de esta manera pudo explotar en los medios su noviazgo con la actriz Angélica Rivera.

La versión oficial de ese noviazgo es que Peña Nieto y Rivera se conocieron en abril de 2008 en una reunión para trabajar en una campaña publicitaria del Estado de México. Para junio de 2008, supuestamente, ya se había concretado su relación de pareja, pero la noticia no se dio a conocer sino hasta el 28 de septiembre de 2008 por una revista del corazón, la cual afirmó que no se haría pública la relación hasta que se concretara el divorcio de Rivera con el padre de sus hijas.

Fueron más lejos; además se buscó que la iglesia católica declarara nulo el matrimonio religioso de Rivera alegando que como no se realizó dentro de un templo, sino en la playa, carecía de validez. Esto tenía el propósito, obviamente, de facilitar otra boda religiosa, la cual, en efecto, el propio Peña Nieto se encargó de anunciar en una fastuosa visita al Vaticano a finales de 2009.

Una cosa es segura: de no haber muerto la esposa de Peña Nieto, Mónica Pretelini, hubiera sido imposible que Peña Nieto tuviera toda la publicidad que ha tenido en revistas y programas de chismes de la farándula, la cual le ha ayudado a brincarse las leyes electorales que prohibien que los funcionarios públicos promuevan su imagen en radio y televisión, y con lo cual claramente se ha buscado posicionarlo como candidato del PRI a la presidencia de la república.

Dicho de otro modo, de no haber muerto Mónica Pretelini, Enrique Peña Nieto no podría aspirar a ser presidente de México con facilidad, ni Gabriela Rivera podría aspirar a ser primera dama.

¿Por qué preguntarán entonces si Enrique Peña Nieto mató a su esposa?

PD: Un muy buen análisis que arroja aún más datos inexplicables sobre la muerte de Mónica Pretelini se encuentra en esta columna, en la cual se da un recuento bastante completo de los hechos que ocurrieron el día de la muerte de Pretelini:
Cabe destacar que a Pretelini, de acuerdo con los datos disponibles, no la llevaron inmediatamente al hospital donde fue declarada con muerte cerebral, sino a otro más antes de ir directamente con el médico que la atenía por la presunta epilepsia. ¿Por qué?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s