La deuda de Sonora, una deuda muy explosiva

El gobernador puede reprimir al pueblo, pero lo mejor que debe hacer es serenarse, comenzar a dialogar, analizar hasta dónde podemos llegar y empezar a sacar el agua del barco porque se está hundiendo Sonora

José Luis Jara
 
Para el doctor en economía, Germán Palafox Moller no existe otra explicación más que el proceso electoral para entender por qué el gobierno de Guillermo Padrés duplicó la deuda pública de sonora de alrededor de 10 mil millones de pesos a 15 mil milllnees de pesos de 2010 a 2012.
El académico de la universidad de Sonora, afirmó que la deuda pública de Sonora registró un incremento de alrededor de 5 mil millones de pesos, es decir, el 50 por ciento de 2010 a 2012.
En el ámbito nacional, el aumento de la deuda de los estados subió de 200 mil millones a 400 mil millones de pesos
Y el único indicio que justifica ese aumento en la deuda es el proceso electoral que vivió Sonora en 2012.
Recordó que la deuda que dejó el gobierno de Eduardo Bours tiene su explicación: Se dio en el contexto de la gran crisis financiera mundial, que hasta el Fondo Monetario Internacional reconoció la existencia de esa crisis. México registró una caída muy drástica en su Producto Interno Bruto al llegar a -6 por ciento. No hubo crecimiento económico, no se generó más empleo de tal suerte que el gobierno federal y el estatal optaron por endeudarse para reactivar la economía.
En el caso de Sonora se optó por el famoso  Plan Sonora Proyecta para adquirir préstamos para obra pública a fin de reactivar la economía.
Pero al hecho de aumentar el 50% de la deuda de 2010 a 2012, el investigador en las ciencias económicas no le encuentra una explicación.
-¿Por qué? –se le preguntó.
-Por una sencilla razón: en ese año, la economía de Estados Unidos ya se había restablecido. Lo mismo ocurrió con la economía mexicana, se restablecieron los ingresos petroleros y hubo un buen reparto de dinero a los estados por los excedentes provenientes de este rubro. De tal suerte, que no encuentro motivos que expliquen la duplicación de la deuda pública de Sonora.
Por ello, subrayó que el único factor importante que explica ese aumento a la deuda es el proceso electoral que vivió Sonora en 2012.
Palafox Moller es maestro e investigador de la Universidad de Sonora. Habla del tema porque es materia de su investigación como economista del alma mater.
En la entrevista, expuso una hipótesis que viene trabajando: el papel que jugó el proceso electoral para el endeudamiento del gobierno en 2012
-¿Por qué esa hipótesis, hay indicios? –se le preguntó.
-Porque el proceso electoral es el único indicio que se tiene para explicar el aumento al ingreso corriente del gobierno del estado.
Esto no lo afirmo yo, dijo Palafox, sino que es el resultado de una evaluación que realiza la empresa Fitch Ratings. Al igual que evalúa a 20 estados de México, a Sonora le evalúa las finanzas públicas.
Y uno de los puntos que señala, es que se ha registrado un aumento en el gasto corriente del estado interesante: en 2007, el gasto corriente era de aproximadamente 6 mil millones de pesos. Para 2011 ya estaba en 9 mil millones y para 2012 ya anduvo en 10 mil millones de pesos.
-¿Pero qué representa el gasto corriente?
-Hay un apartado en los egresos públicos que le llaman gasto corriente.  Y dentro de ello hay otro apartado que se llama “otros gastos corrientes”, que están relacionados con servicios personales del gobernador.
Como no hay transparencia en el manejo de este recurso y como no sabemos cuál es el gasto corriente, existen muchas dudas del uso de este recurso. Sobre todo cuando se analiza el crecimiento que ha tenido este rubro en el gobierno de Guillermo Padrés.
-¿Fue muy costoso el proceso electoral como para endeudar al estado?
-Existe un fenómeno en el ámbito nacional: En los diez estados donde hubo elecciones el 2012 hubo un  aumento de la deuda pública. Y en el caso de Sonora coincide el año electoral con el aumento al gasto corriente y el aumento a los otros gastos corrientes. Además de ello, hay que tomar en cuenta el dinero que se da a cada partido político.
Y como no existen otros hechos que indiquen causas para que el estado se haya endeudado, los puntos que coinciden en Sonora, nos indican la hipótesis de que el proceso electoral fue un causante para el aumento a la deuda pública de Sonora.
Una deuda muy explosiva
El caso de la deuda pública de Sonora tiene otras aristas, que el economista ventila en la entrevista.
Afirmó que la deuda de sonora corre el riesgo de convertirse en una deuda muy explosiva por algunas razones: Existe una deuda de largo plazo y otra de corto plazo. La deuda de corto plazo  que tiene Padrés es la que ha adquirido el gobierno del estado sin pasar por el filtro del congreso del Estado. Es decir, no se encuentra analizado ni aprobado por los diputados.
La deuda principal es con los proveedores del gobierno y está determinada por los intereses que impone la banca comercial, es decir, intereses muy altos.
Si a ello se le suma la opacidad con que se maneja el gobierno del estado para el uso de los recursos públicos, la deuda pública de Sonora amenaza con convertirse en una deuda muy explosiva.
-¿La deuda con proveedores puede ser explosiva?
-Hay que analizar este punto. En primer lugar no tenemos información clara porque no sabemos el monto exacto que se les debe a los proveedores o constructores del acueducto Independencia. No sabemos quién pagó el nuevo estadio de béisbol.
Además de ello, dijo, la deuda que se ha contraído en el gobierno de Guillermo Padrés, ha sido una deuda de corto plazo. Es decir, los préstamos que ha adquirido el gobernador, han sido de corto plazo para evitar que esa deuda sea analizada, aprobada o rechazada por el congreso del Estado.
Es una deuda de corto plazo y es con la banca comercial, por tanto, los intereses que se aplican son muy altos.
-Guillermo Padrés dijo que le dejaron un estado muy endeudado, por eso la tenencia…
-El gobernador Bours dejó una deuda en 2009 por el Plan Sonora proyecta, que se han venido manejando bien porque es una deuda a largo plazo. En 2010 se manejo bien, pero en 2012 se dio una reestructuración de la deuda que no logro entender.
Enseguida, el académico subrayó un dato: de 2010 al 2012 se incremento al doble la deuda pública de Sonora. De 200 mil millones de pesos pasó a 400 mil millones de pesos, apuntó.
-¿Existe alguna justificación para esa deuda?
-No la encuentro –respondió. Con Eduardo Bours la deuda se incrementó con el Plan Sonora Proyecta porque se buscó reactivar la economía ante una serie de situaciones que lo ameritaban. En ese año, en 2008, 2009 se presentaron eventos fuertes como es la gran crisis financiera mundial, que hasta el Fondo Monetario Internacional lo reconoció. Se dio una caída tremenda de la economía mexicana, pues el Producto Interno Bruto del país cayó a -6 por ciento, de tal suerte que no había ingresos, no había empleo, no había producción y por ello, el gobierno federal y el del estado se endeudaron.
En Sonora se aplicó el Plan Sonora Proyecta y se adquirió deuda para reactivar la economía. Claro que la aplicación de ese plan manifestó su problema como fueron obras de mala calidad.
Pero esa situación ya no existe en el panorama nacional y estatal. La economía estadounidense se restableció. Igual pasó en la economía mexicana con un mejoramiento, volvieron a incrementarse los recursos provenientes del petróleo.  En general, las condiciones cambiaron de tal suerte que en 2011 y 2012 no se dieron motivos fuertes para otro endeudamiento.
Pero curiosamente, la deuda paso de 200 mil millones de pesos a 400 mil millones de 2010 a 2012.
Por ello, el académico volvió al tema electoral:
-La única explicación que le encuentro al aumento de la deuda, es el proceso electoral, porque en lo económico, la dinámica ya estaba restablecida.
-¿Por qué no tienes los elementos para afirmarlo claramente?
-Primero, porque falta transparencia en el trabajo de las instituciones de gobierno. Existe una fuerte opacidad en el manejo de las finanzas públicas, de tal suerte que Sonora se encuentra entre los tres primeros estados que no tienen calidad en la transparencia.
-¿Desde el punto de vista económico se justifica aplicar el impuesto de la tenencia? –se le preguntó al especialista.
-No, de ninguna manera, por una sencilla razón: los ciudadanos no somos responsables de los errores que se han cometido en el manejo de los recursos públicos. Además, como sociedad no tenemos porque soportar los aumentos a los impuestos que, sumados, representan un aumento del 126% de los recursos que pretende ingresar el estado.
En el caso de la deuda, el economista preguntó: ¿Por qué el gobernador no optó por adquirir una deuda a largo plazo para manejarla mejor? ¿Por qué escogió endeudarse a corto plazo a sabiendas que los intereses son más caros? ¿Por qué utilizó ese camino, para evadir el filtro del Congreso del Estado?
Subrayó que a estos factores se les une el fenómeno de la opacidad, la falta de transparencia en el uso de los recursos públicos, que hacen necesario replantear una reforma a la ley de transparencia en Sonora, con el fin de garantizar la transparencia en el trabajo y  la rendición de cuentas de las instituciones.
-¿Qué perspectivas ves para el estado?
-El gobierno del estado se ha estado cerrando al diálogo con la sociedad. Eso indica que no tiene las herramientas políticas para salir al paso. La manera en que ha respondido ha sido el utilizar grupos de provocadores que pueden generar una situación muy compleja.
En otras palabras –dijo- el gobernador Padrés está sumando la violencia política con los grupos de provocadores, a la violencia económica con la aplicación de la tenencia. A ello se le van a sumar otras situaciones preocupantes, como es el hecho de que Sonora se encuentra entre los primeros tres estados de la república con mayores problemas de desempleo, que anda en el 6.2%.
A ello, hay que agregarle que en estos momentos no hay circulante en Sonora. En otros años, la clase media sonorense ya estaba haciendo sus pagos de impuestos en los primeros tres meses del año. Ahora no se ha registrado ese pago porque existe una resistencia social a pagar la tenencia.
-¿Qué le queda por hacer al gobernador Guillermo Padrés?
-Uno, puede responder como ya lo está haciendo: primero mandar grupos de choque y luego emplear la violencia como cualquier gobierno represor. Pero la historia nos ha enseñado que ese camino es contraproducente porque en primer lugar, el dinero que se pretendía obtener por ese impuesto, no lo va a tener porque hay resistencia social en pagarlo.

Por eso, el doctor en economía consideró que lo mejor que debe hacer el gobernador de Sonora, es serenarse, comenzar a dialogar, analizar hasta dónde podemos avanzar y empezar a sacar el agua del barco ya, porque se está hundiendo el estado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s